SALA CIVIL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 206 Sucre, 25 de septiembre de 2009

DISTRITO: Santa Cruz PROCESO: Ordinario-Reivindicación

y otros.

PARTES: Juan José Arandia Camacho y otro c/ TRANSREDES S.A.

MINISTRA RELATORA: Dra. Rosario Canedo Justiniano

VISTOS:El recurso de casación en el fondo de fs. 262-262 vlta., interpuesto por Juan José Arandia Camacho y Juan Carlos Gonzalo Cabrera Fernández, contra el auto de vista N° 505 de 22 de septiembre de 2006 cursante a fs. 258­- 259, pronunciado por la Sala Civil Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, en el proceso ordinario de reivindicación, acción negatoria mas daños y perjuicios, seguido por los recurrentes contra TRANSREDES S.A., las respuestas de fs. 267-269 vlta. y 271-273 vlta., los antecedentes del proceso, y

CONSIDERANDO I:Que el Juez de Partido Octavo en lo Civil de la ciudad de Santa Cruz, emitió el auto interlocutorio definitivo N° 182 de 24 de febrero de 2006 de fs. 202-203 vlta., declarando probada la excepción de prescripción opuesta como previa a fs. 181-183 por Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos Y.P.F.B., llamado a la evicción, con costas.

Que, en grado de apelación deducida por el demandante, mediante auto de vista N° 505 de 22 de septiembre de 2006 cursante a fs. 258-259, se confirma el auto apelado de 24 de febrero de 2006 de fs. 202-203, con costas.

Que, contra la mencionada resolución de vista, Juan José Arandia Camacho y Juan Carlos Gonzalo Cabrera Fernández, interponen recurso de casación en el fondo de fs. 262, manifestando que el auto de vista recurrido "produce aplicación indebida de la ley (art. 253-1), por error, y de donde se viabiliza el requisito para recurrir, cual es la aplicación errónea de la ley, art. 258-2)" (sic), agregando como fundamentación, que en el croquis anexo a fs. 260 (color azul), se ve claramente que el ducto construido y colocado por Y.P.F.B. en 1987, que fue transferido a TRANSREDES S.A. el año 1997 como aporte de capital, y que descansa en los terrenos por un tiempo aproximado de 18 años, donde puede aplicarse la prescripción correctamente, a cabalidad y sin objeciones de ninguna naturaleza. Agrega que, del mismo modo (color naranja) se ve con claridad los 350 metros lineales de ductos nuevos, construidos el año 2004 por la empresa TRANSREDES S.A., motivo para su demanda, apelación y para interponer el presente recurso de casación, implementación nueva, sobre terreno nuevo construido por la empresa TRANSREDES S.A., en el año de 2004, donde no debe aplicarse la prescripción.

Concluye con el petitorio de que se admita y conceda el recurso de casación con la finalidad de que se "case el auto de vista recurrido y deliberando en el fondo se falle en lo principal, se corrija la aplicación indebida de la ley, declarándose anulado el auto de vista de 22 de septiembre de 2006 de fs. 258-259, y del mismo modo se declare anuladoel auto de 24 de febrero de 2006 de fs. 202-203", y consecuentemente se declare improbada la excepción perentoria de prescripción opuesta como previa por Y.P.F.B., que es llamada a evicción, con relación a la demanda de los recurrentes y se declare improbada la excepción perentoria,opuesta por la empresa TRANSREDES S.A.

CONSIDERANDO II.-Conforme la amplia jurisprudencia del Tribunal Supremo, el recurso de casación es una nueva demanda de puro derecho que debe contener los requisitos enumerados en el art. 258-2) del Cód. Pdto. Civ., sea que se plantee en la forma, en el fondo o en ambos efectos a la vez, procediendo el recurso de casación en la forma, cuando la resolución recurrida ha sido dictada violando formas esenciales del proceso y a su vez, el recurso de casación en el fondo, cuando el juez o tribunal de apelación ha emitido una sentencia o auto de vista violando, interpretando erróneamente o aplicando indebidamente la ley, así como cuando ha incurrido en error de hecho o de derecho en la apreciación de la prueba, conforme establecen los arts. 250, 253 y 254 del Cód. Pdto. Civ., es decir, en la forma, por errores in procedendo que dan lugar a la nulidad del proceso y en el fondo, por errores in judicando que motivan la invalidación de la resolución dictada con infracción de la ley sustantiva, no siendo suficiente en ambos casos, la simple cita de disposiciones legales, sino fundamentar en qué consiste la infracción y precisar cuál la correcta aplicación de la norma cuya infracción se acusa.

Que, el recurso que se examina no se ajusta a la técnica recursiva que exige esta acción extraordinaria, por cuanto, no acusa en concreto infracción alguna respecto de las disposiciones legales aplicadas en el fallo recurrido, limitándose a señalar que "la prescripción se aplicó erróneamente y que se produjo aplicación indebida de la ley" mencionando como base legal los arts. 253-1) y 258-2) de un cuerpo legal que no precisa, deficiencia a la que se suma el petitorio por la nulidad del auto de vista recurrido, como si se tratase de un recurso de casación en la forma, y del auto de fs. 202-203, contra el que se agotó el recurso ordinario de apelación, incongruencias todas estas a las que suma la pretensión de que se resuelva como previa la excepción de prescripción opuesta por TRANSREDES S.A., como perentoria.

Finalmente coronando sus desaciertos en contradicción a su propio memorial de recurso, donde afirma que puede aplicarse la prescripción correctamente, a cabalidad y sin objeciones de ninguna naturaleza, sobre los ductos construidos y colocados por Y.P.F.B. en 1987 y que fueron transferidos como aporte de capital en 1997 (croquis-azul), el recurrente pide se declare improbada dicha excepción de prescripción, opuesta como previa, por no ser aplicable a la implementación nueva, sobre terreno nuevo construido por la empresa TRANSREDES S.A., en el año de 2004(croquis- naranja), este último aspecto no refiere la demanda de fs. 28 complementada a fs. 30 y 31, de donde mal puede ser motivo de consideración y pronunciamiento.

Consiguientemente, corresponde resolver el recurso planteado dando aplicación a la previsión de los arts. 271-1) y 272, del Cód. Pdto. Civ.

POR TANTO:La Sala Civil Primera de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en aplicación del art. 58 numeral 1 de la L.O.J., declara IMPROCEDENTEel recurso de casación de fs. 262-262 vlta. Con costas.

Para sorteo y resolución, según convocatoria de fs. 305 a 306 vlta., interviene el señor Ministro Julio Ortiz Linares, Presidente de la Sala Civil Segunda.

MINISTRA RELATORA Dra. Rosario Canedo Justiniano.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado : Dra. Rosario Canedo Justiniano.

Dr. Julio Ortiz Linares.

Proveído : Sucre, 25 de septiembre de 2009.

Patricia Parada Loras.

Secretaria de Cámara de la Sala Civil Primera.

 

SALA CIVIL PRIMERA

AUTO SUPREMO S/N Sucre, 22 de octubre de 2009

DISTRITO: Santa Cruz PROCESO: Ordinario-Reivindicación

y otros, corresponde SC-174-06-A.

PARTES: Juan José Arandia Camacho y otro c/ TRANSREDES S.A.

VISTOS: La solicitud de regulación de honorario profesional de fs. 348, presentada por Claudia Andrea López Monterrey en representación de la empresa Y.P.F.B TRANSPORTE S.A. (antes TRANSREDES S.A.), en el proceso ordinario seguido por Juan José Arandia Camacho y Juan Carlos Cabrera Fernández en contra de TRANSREDES y de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos.

Que, mediante Auto Supremo No. 206 de 25 de septiembre de 2009, pronunciado por la Sala Civil Primera de la Corte Suprema de Justicia, se declaró improcedente el recurso de casación interpuesto por Juan José Arandia Camacho y Juan Carlos Gonzalo Cabrera Fernández, habiéndose condenado en costas a los recurrentes.

Por tanto, encontrándose comprendido en las costas el honorario profesional de abogado, se regula el mismo en la suma de bolivianos quinientos, que mandará hacer efectivo el tribunal de alzada.

Al otrosí 1.- Otórguese.

Al otrosí 2.- Señalado.

Regístrese y devuélvase.

Firmado : Dra. Rosario Canedo Justiniano.

Dr. Julio Ortiz Linares.

Proveído : Sucre, 22 de octubre de 2009.

Patricia Parada Loras.

Secretaria de Cámara de la Sala Civil Primera.