S A L A C I V I L L I Q U I D A D O R A

Auto Supremo: Nº 107

Sucre: 28 de junio de 2012

Expediente: SC-52-07-S

Proceso:Resolución de contrato y otro.

Partes:Isamu Chibana Nagahama c/ Empresa NDL Bolivia.

Distrito: Santa Cruz

Magistrada Relatora: Dra. Ana Adela Quispe Cuba

__________________________________________________________________________

 

VISTOS: El Recurso de Casación de fojas 120 a 123 vuelta, interpuesto por Isaac Neufeld Klassen y la Empresa NDL Bolivia, representados por Jorge Raful Franco, contra el Auto de Vista de fecha 11 de septiembre de 2006, de fojas 118 a 119, emitido por la Sala Civil Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, la contestación al referido recurso de fojas 125 a 126 vuelta, dentro del ordinario de Resolución de contrato y otro, seguido por Isamu Chibana Nagahama, en su calidad de gerente general y propietario de la empresa CHIBANA IMPORT EXPORT contra la empresa NDL BOLIVIA. S.A., representada por su gerente general Isaac Neufeld Klassen, los antecedentes del proceso, todo lo que ver convino y:

CONSIDERANDO I:

1.- Que, seguida la causa el Juez de Partido Noveno en Materia Civil - Comercial de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, emitió Sentencia Nº 9/2006 de fecha 14 de enero, de fojas 102 a 103 vuelta, declarando PROBADA la demanda de fojas 6 a 7, e IMPROBADA la demanda reconvencional interpuesta por el demandado en memorial de fojas 38 a 41, ratificada en memorial de fojas 47, declarando resuelto el contrato privado de fecha 8 de febrero de 2002; Se condena al demandado al resarcimiento de daños cuya cuantificación definitiva se establecerá en ejecución de sentencia, para cuyo efecto, en tanto se tramite dicha calificación, lo recibido como parte de pago se mantendrá en poder del demandante a los fines de cubrir el resarcimiento al cual se condena. Contra la referida sentencia Isaac Neufeld Klassen y la Empresa NDL Bolivia, representados por Jorge Raful Franco interpone recurso de apelación de fojas 106 a 108, a cuyo mérito la Sala Civil Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz pronuncia el Auto de Vista de fecha 11 de septiembre de 2006, confirmando en todas sus partes la sentencia de fojas 102 a 103, con costas en ambas instancias.

2.- Contra el mencionado Auto de Vista, Isaac Neufeld Klassen y la Empresa NDL Bolivia, representados por Jorge Raful Franco interpone recurso de casación en la forma y en el fondo de fojas 120 a 123 vuelta; es así, que con relación al recurso de casación en la forma el recurrente acusa que el auto de vista al condenar en costas en ambas instancias viola las previsiones del artículo 198 parágrafo III del Código de Procedimiento Civil, excediéndose de lo resuelto por el A quo, se permitieron otorgar más de lo pedido y que éste deviniera de una equívoca interpretación del artículo 237 parágrafo I, numeral 1) del Adjetivo Civil. Respecto al recurso de casación en el fondo el recurrente manifiesta violación del artículo 198 del Código de Procedimiento Civil, y equívoca interpretación del artículo 568 del Código Civil porque el auto de vista hubiese entendido que la reconvención de cumplimiento de contrato interpuesta por el mismo ya no tuviera razón de ser, ni de considerarse, por el hecho de que el actor demandó resolución de contrato y que ello impediría la aplicación de la cláusula quinta del contrato suscrito entre ambas partes, de igual forma el recurrente expresa inexistente valoración de la prueba (error de derecho), violación del artículo 236 del Código de Procedimiento Civil, porque el tribunal de alzada debió pronunciarse sobre todos los motivos de apelación y haber efectuado la verificación sobre el valor otorgado a la prueba y que el juez de primera instancia hubiese incurrido también en ilegal valoración de la prueba, toda vez que teniendo como irrefutable la demanda del actor, la reconvención interpuesta y las contestaciones a las mismas, hubiera probado que el demandante no cumplió el contrato (cláusula quinta), finaliza solicitando en su petitorio casar el auto recurrido, declarando improbada la demanda principal y probada la demanda reconvencional, o de modo alternativo anulando obrados hasta el estado de dictarse nuevo auto de vista.

CONSIDERANDO II:

Así expuestos los argumentos de los recursos interpuestos, se pasa a su consideración:

1.- En cuanto al recurso de casación en la forma: El artículo 198, parágrafo III del Código de Procedimiento Civil establece que en procesos dobles no procederá condenación de costas "en primera instancia", ahora bien el artículo 237 numeral 1) dispone que el auto de vista podrá ser confirmatorio total, con costas en ambas instancias, en virtud a ello la aplicación de cada artículo corresponde según la instancia, conforme los grados de jurisdicción, es así que, el recurso de apelación suspende los efectos de la sentencia y ello determina las reglas para la aplicación de las costas en segunda instancia. De la suerte del recurso, en efecto, depende la calificación de vencido y vencedor, por lo cual, ha de distinguirse según que haya sido interpuesto por una sola de las partes o por ambas a la vez. En el primer supuesto, cuando el recurso de apelación es totalmente desestimado, la sentencia de primera instancia pasa en autoridad de cosa juzgada y el vencido en ella debe pagar todas las costas del juicio, inclusive las de segunda instancia, porque la sentencia del tribunal de apelación no hace sino reconocer la justicia del fallo. Cuando la apelación prospera totalmente, no hay, en realidad, dos pronunciamientos, desde que la sentencia del juez de primera instancia se tiene por no pronunciada; en consecuencia, el vencido en la segunda instancia debe pagar todas las costas del juicio. (Alsina, Hugo Tratado Teórico Práctico de Derecho Procesal Civil y Comercial, Tomo IV, Págs. 160, 161), a cuya razón el tribunal de alzada ha dado cumplimiento a lo establecido en el artículo 237 numeral 1), en virtud al grado de jurisdicción que ejerce, es decir, en grado de segunda instancia, a cuyo mérito el referido tribunal no violó las previsiones del artículo 198 parágrafo III, ni hubo una equívoca interpretación del artículo 237 numeral 1) del Adjetivo Civil de parte del mismo, tal cual acusa el recurrente.

2.- Respecto al recurso de casación en el fondo: Que, el artículo 568 del Código Civil norma la resolución de contrato por incumplimiento voluntario, en este marco, cuando dos contratantes se obligan el uno respecto del otro y lo que uno de ellos da o se obliga a dar, tiene como contrapartida lo que el otro da o se obliga a dar, entre ambas obligaciones surge una relación de interdependencia (Josserand), estas dos obligaciones en relación, subsistirían en la medida en que cada una de ellas reciba cumplida ejecución, de la contraprestación a que esta ligada por la otra. Si uno de dichos contratantes no cumple su obligación, la obligación del otro puede desaparecer si se ejerce la llamada acción resolutoria que es la establecida por el artículo 568, ésta viene a ser la sanción al incumplimiento del contratante omiso o renuente (Pothier y Josserand).

De la revisión de obrados la empresa CHIBANA IMPORT EXPORT a través de su representante Isamu Chibana Nagahama, en su calidad de gerente general y propietario de dicha empresa suscribe un contrato de compra y venta de una pala cargadora con la Empresa NDL Bolivia representado por Isaac Neufeld Klassen, en el cual se establece la reserva de propiedad, tal cual establece la cláusula quinta, en virtud del cual el comprador adquiriría la propiedad de la maquina una vez que se haya cumplido con el pago del valor total convenido y señalado según la cláusula segunda del referido contrato, en este entendido la contraprestación del contrato, objeto de la litis, fue que el comprador cancele el total de lo convenido por la compra de la máquina, en el tiempo estipulado, para que a su vez el vendedor otorgue la propiedad del objeto del contrato, lo que no implicaba la entrega de la pala cargadora con la Empresa NDL Bolivia, que en el presente caso fue entregado a ésta empresa conforme contrato, empero el pago total por la compra de la referida máquina no fue cumplida por el comprador, a cuya causa el vendedor ejerció su derecho de pedir la resolución del contrato de referencia, entendiéndose en este caso que "la parte que ha cumplido su obligación, puede pedir judicialmente el cumplimiento o la resolución de contrato" (A.S. Nº 399, de 15 de octubre de 1993), a cuyo razonamiento no existió una equívoca interpretación del artículo 568 del Código Civil, considerando que el recurrente no puede aducir incumplimiento del vendedor en virtud a la cláusula quinta del contrato, toda vez que dicha cláusula no viene a ser la contraprestación del contrato, objeto de la litis, asimismo según este razonamiento no podría considerarse la demanda, la reconvención, ni la contestación como confesión judicial espontánea de que el actor hubiera incumplido la cláusula quinta del contrato y por ende una inexistente valoración de la prueba y violación del artículo 236 del Código de Procedimiento Civil, como expresa el recurrente.

POR TANTO: La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el parágrafo I numeral 1) del artículo 42 concordante con la disposición Transitoria Octava de la Ley de Organización Judicial y en aplicación por lo dispuesto por los artículos 271 numeral 2) y 273 del Adjetivo Civil, declara INFUNDADO el recurso de casación en la forma y en el fondo de fojas 120 a 123 vuelta, interpuesto por Isaac Neufeld Klassen y la Empresa NDL Bolivia, representados por Jorge Raful Franco, con costas.

Se regula el honorario profesional en la suma de Bs. 500, que mandará hacer efectivo el Juez inferior.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Javier M. Serrano Llanos

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Ante Mi.- Abog. Freddy H. Rodríguez Machicado Secretario de Sala

ibro Tomas de Razón 106/2012