SALA SOCIAL Y ADMINISTRATIVA PRIMERA

Expediente Nº 190/04

AUTO SUPREMO Nº 229 - Social Sucre, 05 de mayo de 2008.

DISTRITO: Cochabamba

PARTES: Flora Rosario Lagraba Oropeza c/ Jorge Gabriel Torrico Andrade

= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =

VISTOS: El recurso de casación de Fs. 58 interpuesto por Jorge Gabriel Torrico Andrade, propietario de la Zapatería Toscano, del Auto de Vista No. 056/2004 de Fs. 55 dictado por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior de Cochabamba, en el proceso laboral sobre reconocimiento y pago de beneficios sociales por despido seguido por Flora Rosario Lagraba Oropeza con el recurrente; sus antecedentes, lo alegado por las partes, y

CONSIDERANDO I: Que, en conocimiento del proceso, la Jueza Primero del Trabajo y Seguridad Social de Cochabamba, dictó la Sentencia de Fs. 35-36, que declara probada en parte la demanda de Fs. 3 y 6; conminando al demandado Jorge Torrico Andrade a dar y pagar a Flora Rosario Lagraba Oropeza, la liquidación que sigue por los conceptos de indemnización por tiempo de servicios, desahucio, aguinaldo y vacación, en un monto total de Bs. 10.191.58; liquidados en base a un salario mensual promedio indemnizable de Bs. 1.000.00 y por 3 años, 9 meses y 21 días de antigüedad.

Apelada la Sentencia a Fs. 39-40 por el demandado, en alzada, la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior de ese Distrito, por Auto de Vista de Fs. 55, la confirma con costas en ambas instancias.

Resolución de la que, como se tiene referido, el demandado Jorge Torrico Andrade, interpone el recurso de casación, que se pasa a examinar.

CONSIDERANDO II: Que, este recurso, cursante a Fs. 58 de obrados en su brevedad con un comentario intrascendente de las resoluciones de instancia, pide al interponer el recurso, de este Tribunal, la anulación del Auto de Vista e, in fine, la casación de esa Resolución y, en consecuencia, se declare improbada la demanda.

Que, de su examen, en las limitaciones de su contenido se establece que el mismo está referido a un relato intrascendente de la relación laboral que se dio entre las partes, alegando discontinuidad en la prestación de servicios que califica de ocasional en la producción de calzados.

En definitiva, carece de una fundamentación legal que sea pertinente al recurso de casación, en el marco del art. 258-2) del Código de Procedimiento Civil, en cuanto no acusa infracción, violación, errada interpretación o indebida aplicación de ley expresa y terminante alguna; al margen del cumplimiento de la exigencia procesal inexcusable del citado art. 258-2) ya que, equivocadamente, prescinde de la definición conceptual y legal de que el recurso de casación constituye una demanda nueva de puro derecho, en la que de acuerdo a la previsión legal invocada, su interposición debe responder a la exigencia inexcusable de la cita clara, concreta y precisa del folio del expediente, la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente, especificando en qué consiste la violación, falsedad o error; cualquiera sea la naturaleza jurídica del recurso, ya sea en el fondo, en la forma o en ambos; sin que sea suficiente la relación de aspectos procesales, en la perspectiva del recurrente, sobre incumplimiento de la ley por los de instancia, sin acusar infracción alguna en el conocimiento y resolución de la causa, como sucede en autos, con el cumplimiento inexcusable antes señalado que, de contrario, constituye el establecimiento por el recurrente de una base legal y jurídica cierta sobre la que pueda o deba este Tribunal pronunciarse en los términos del precitado Art. 258.

Finalmente, carece de un petitorio claro y preciso, si se tiene presente que en principio pide anulación del Auto de Vista, para plantear al concluir, la casación de esa Resolución, con absoluta incongruencia.

Errores y deficiencias procesales por las que no se abre la competencia del Tribunal para el conocimiento del recurso, que hacen exigible la aplicación del art. 272-2) del Adjetivo Civil.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en ejercicio de la facultad y atribución que le confiere el Art. 60-1) de la Ley de Organización Judicial, en aplicación del Art. 272-2) del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación de Fs. 58. Con costas.

Se regula el honorario profesional en la suma de Bs. 400.-, que el Ad quem mandará hacer efectivo.

Relatora: Beatriz Sandoval de Capobianco

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dra. Beatriz Sandoval de Capobianco.

Dr. Jaime Ampuero García.

Sucre, 05 de mayo de 2008.

Proveído: Ricardo Medina Stephens.- Secretario de Cámara.